jueves, 6 de septiembre de 2012

LA ENTREVISTA: UNA GRAN CITA (I)



Este post va dirigido a aquellas personas que alguna vez se han preguntado:

entrevista
  •  ¿Qué me pongo para ir a una entrevista?
  •  ¿Cómo me he de comportar?
  •   ¿Qué debo hacer? 
 Son las mismas dudas que nos pueden haber surgido en una primera cita con una chica o un chico que le queremos agradar.  Está claro que, si no quieres tener éxito has de ir lo más desaliñado posible y tener una actitud nefasta, pero si deseas todo lo contrario, has de cuidar hasta el mínimo detalle.
Imaginemos que hemos quedado con nuestra cita para ir a cenar a un Restaurante. “He dicho restaurante, y no me refiero a uno de comida rápida”

¿Cómo irías vestido? ¿Con una camiseta agujereada, bañador y chanclas? ¿Con una camiseta de tirantes donde asome las tiras del bikini, un pantalón playero y chanclas? Seguramente no, pues lo mismo en entrevista.

 ¿Con traje y corbata? ¿con traje de falda o pantalón? En este caso sería depende de la categoría del restaurante,  tendríais que saber de antemano si se requiere vestir de “etiqueta” para entrar a cenar, y como no, lo mismo deberías averiguar para ir a la entrevista de trabajo. Tal vez con ir de una manera informal pero arreglados bastaría. 
Algunos se preguntan ¿qué color me pongo? Yo te diría que el que te siente mejor y te guste más, pues ir con ropa  incomoda con la que no estamos acostumbrados a llevar te hará sentir mal y por lo tanto no podrás ofrecer lo mejor de ti.

Ya estamos vestido, pero.... ¿cómo me comporto? ¿Qué digo, que no digo? Cuando vamos a una cita nos gusta que nos hagan sentir cómodos, esperamos que la otra persona NO haga un monólogo,  que la conversación fluya y descubrir que tenemos puntos en común, que la otra persona se interese por lo que yo digo y que sepa escuchar, que no me haga repetir las cosas...  en fin, que me haga sentir algo importante para él/ella. Pues lo mismo en la entrevista...  

 Imaginad que la persona con la que habéis quedado, la habéis conocido en Internet y ella comenta:
  •  "¿y que te hizo quedar conmigo?"
Y tú le respondes: 
  •  "uy no sé, si quieres que te diga la verdad, he chateado con tantas que ahora mismo no se quien eres...."
¡ahhhh, yo me levanto y me voy para casa, fin de la cita!.
Lo mismo ocurre con entrevista , id a ella sabiendo donde vais, a que se dedica la organización y de que trataba la oferta de trabajo y, si os preguntan el motivo de vuestra inscripción no digáis:
  •  "uy, no sé, si quieres que te diga la verdad... me he inscrito a tantas que ahora no se cual era la vuestra". O...
  • "si te digo la verdad necesito trabajar", eso es como decir en la cita, "si te digo la verdad necesito un/a novia/o”
Por último, no descuidéis la despedida, es tan importante o más como el saludo, pues si hacemos algo mal en el saludo tenemos tiempo de poderlo arreglar durante la cena/entrevista pero, con la despedida viene el FIN y, ya no tenemos ningún espacio temporal con el que podamos cambiar nuestra imagen, que en un instante ha quedado reducida a cenizas.